el arte del retoque

El retoque de zapatos para eCommerce

En un eCommerce, el producto es lo primero. Y tiene que mostrar su mejor imagen. Por eso, cuando hablamos de calzado, hay múltiples aspectos que deben pulirse para que la apariencia de las fotos sea perfecta y el cliente vea el aspecto real del zapato que quiere comprar, de frente o por detrás y con el máximo nivel de detalle. Tras la sesión fotográfica, los retocadores trabajan con tamaños, perspectivas y acabados para conseguir que el resultado de las imágenes sea perfecto.

Las correcciones más habituales que se llevan a cabo a la hora de retocar zapatos son las que están relacionadas con los materiales. El ante, por ejemplo, debe estar bien cepillado cuando se toman las fotos para que no se aprecien cambios de tonalidad. El retocador puede hacer pequeñas correcciones parcheando algún que otro punto, una tarea que siempre se hace con extremo cuidado para que el resultado sea natural.

En el caso de materiales con brillo, como el charol, lo más importante es que no reflejen elementos del set, como los focos, ventanas o el reflejo del propio fotógrafo. Si se trata de charoles lisos, el retoque será mucho más sencillo que si tienen algún detalle en relieve o grabado.

El objetivo del retoque es matizar los brillos y sombras sin perder la luminosidad y textura propia del zapato. Además, hay que conseguir que queden uniformes, por lo que las ondulaciones de la luz en el material deben ser sutiles y homogéneas. Normalmente, cuando se hacen las fotografías se utilizan difusores de luz para que los reflejos no sean muy blancos, ya que son más difíciles de eliminar. También hay que fijarse a la hora de hacer las fotos en que tanto el armazón como las suelas de los zapatos estén bien limpios y no tengan elementos que se hayan podido adherir en el suelo del estudio.

Por otro lado, el retocador debe corregir la inclinación y tamaño de los zapatos, ya que en un eCommerce, la uniformidad de las fotos es esencial a la hora de mostrar un catálogo; de lo contrario, la web tendrá un aspecto desordenado. El tamaño de las fotos es el mismo en todos los casos, pero el de cada zapato es diferente. Si se muestran, por ejemplo, sandalias y botas de tacón, es preferible que cada tipo de zapato vaya en una misma línea, para que el comprador perciba un catálogo regular y ordenado. Esta es una regla a la que muchos eCommerce no prestan demasiada atención, pero que, en opinión de ProRetoque, es una condición fundamental para transmitir profesionalidad.

retoque de zapatos

El antes en un ejemplo de retoque de zapatos

match_canvas_ribbon_blue_03_6648

Después de retocarla

Zapato al aire o con modelo

Como en todos los eCommerce de moda, hay quien decide mostrar los zapatos con o sin modelo. Si la empresa opta por enseñar sus zapatos sobre los pies de un modelo, tal vez sea necesario retocar algunas rojeces en la piel, ya sea porque el modelo lleva mucho tiempo de pie o porque el zapato le queda un poco apretado. Además, según la postura que adopte –si está de puntillas, si se apoya únicamente sobre un pie…­- pueden verse pequeñas arruguitas en la zona de los tobillos o, en el caso de las sandalias, en los dedos. Y también podría ser necesario corregir imperfecciones de la piel, como grietas en los talones, o en las uñas.

 

En los eCommerce que deciden trabajar únicamente con los zapatos al aire es necesario utilizar rellenos y otros trucos durante la sesión de fotografía para que el cliente se haga una perfecta idea del aspecto que tendrían puestos en los pies.

Lo más trabajoso siempre son las sandalias. Dejan más piel al descubierto, por lo que los rellenos que se utilizan para hacer las fotografías también son más visibles. Los zapatos se suelen rellenar con hormas plásticas transparentes, y después hay que eliminar con retoque los reflejos generados por el flash y por la sombra del fotógrafo. Para las sandalias romanas o con muchas tiras hay que ir hueco por hueco haciendo estas correcciones de luz.

Tanto en este caso como en el de hebillas o zapatos de pulsera se suele utilizar hilo de pescar, para que estos elementos no caigan por su propio peso. Éste es un retoque más sencillo, ya que el hilo es transparente y muy finito.

En los zapatos con cordones hay que tener cuidado de eliminar el elemento transparente sin borrar el color de las partes que tocan con los cordones. Aun así, los retocadores suelen contar con fotografías de recurso de estos elementos y las utilizan para componer el resultado final de la imagen cuando el retoque es muy complicado.

Y en algunos tipos de zapatos muy maleables, como las bailarinas, se utiliza un relleno de papel o de plástico junto con una horma tensora, que también han de ser posteriormente eliminadas de la fotografía final del producto.

 

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Cristian dice:

    Buenas noches

    En el ejemplo de La foto como haces que el fondo sea blanco del todo ?

    Yo estoy retocando zapatos de niños y como puedo retocar el fondo para que sea blanco del todo ?

    Gracias

  2. Tomeu dice:

    Hola Cristian

    Conseguir que el fondo sea blanco en toma es complicado pues requiere tiempo y técnicas de iluminación y fondos especiales. Lo usual es siluetear el zapato y ponerlo artificialmente con la ayuda de photoshop cuidando de que la sombra esté incluida o recreándola digitalmente. Hay otros métodos pero este es el que nunca falla. En ProRetoque es lo que más nos piden pues es como mejor se venden en la tienda online.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

retocador fotográfico profesional Crea ya tu cuenta y consigue tus fotos retocadas