el arte del retoque

“Pocos fotógrafos están aprovechando correctamente las redes sociales”

Fotógrafo de Barcelona desde 1993, Joan Boira se especializó en el año 2002 en formación y asesoramiento técnico para fotógrafos y amateurs en Photoshop, Lightroom, Capture One, retoque, gestión de color, fotografía, informática (PC & Mac), creación de páginas web, especialista en redes sociales… Como formador ha trabajado dando clases en tiendas especializadas como Foto Casanova y Arpi, en las escuelas: Escola de Mitjans Audiovisuals (Emav) y  l’Institut d’Ensenyament Mutlimèdia (l’Idem) en Barcelona y para asociaciones de fotógrafos profesionales y otras de aficionados. Además, es autor de artículos especializados y tutoriales sobre fotografía digital, gestión de color e impresión.

 

Joan Boira asesora a fotógrafos en diferentes campos profesionales. Autor: Joan Safont

Joan Boira calibrando un monitor / Foto: Joan Safont

¿Cómo comenzó en el mundo de la fotografía?

Comencé a interesarme por la fotografía a partir de los doce años. Estudié Imagen y Sonido en el Institut Politècnic Verge de la Mercè y me formé fotográficamente en la escuela de fotografía Gris Art. Durante tres años formé parte del equipo, en el estudio CB Foto y en el año 1992, con 19 años, ya era el fotógrafo de la revista Hobbytren. A partir del año 2000 formé parte del equipo profesional de la empresa de fotografía Arpi, como técnico en fotografía digital, especializándome en gestión de color y participando de ponente en cursos y seminarios como responsable de formación.

¿Cuándo supo que se quería dedicar profesionalmente a la fotografía?

Desde que me quedé maravillado con la magia que me transmitía la cámara réflex de mi padre. Creo que tenía unos doce años.

Ha vivido el cambio de lo analógico a lo digital. ¿Qué cambió en la profesión con la llegada de lo digital?

Lo cambió todo. Mezcló la informática con la fotografía, mis dos grandes pasiones. Para mí las dos eran imprescindibles y la suma de ellas me parecía que tenía un infinito mundo de posibilidades. La magia aumentó, sin duda. Profesionalmente, veía que muchos fotógrafos se horrorizaban de pensarlo, incluso muchos se negaron a aceptarlo durante mucho tiempo. Y me di cuenta de que necesitaban a alguien a su lado que les ayudara con todos los temas derivados del mundo informático aplicados a la fotografía.

¿El siguiente gran cambio fue la aparición de las redes sociales?

Indudablemente es un factor que ha cambiado la forma que tenemos de relacionarnos, de opinar y de obtener información. Actualmente hacemos más caso de lo que absorbemos por estos canales que la información que recibimos de las fuentes habituales y además la recibimos antes.

¿Cómo debe adaptarse un fotógrafo a este nuevo escenario?

Este es uno de los problemas, ya que pocos fotógrafos están aprovechando correctamente estas nuevas herramientas. De los que las usan, la mayoría no lo hacen de la forma adecuada para sacar provecho en su negocio. Hay que tener en cuenta que estamos en una época en la que tenemos más medios gratuitos que nunca para poder conseguir la máxima comunicación con nuestros clientes potenciales. Si aprovechamos las redes sociales junto con nuestra página web, tenemos una combinación con un potencial increíble. Cuando un cliente me pide que le realice una página web para su negocio, le sugiero que trabaje desde la web o el blog hacia las redes sociales, y no al revés, como hacen muchos, ya que el contenido debe estar alojado en nuestra web, que es nuestro negocio virtual. Las redes sociales deben servir para conseguir más público y canalizarlo hacia nuestro establecimiento virtual que es dónde le proporcionaremos toda la información que sea necesaria y de la forma que nos interese. Al fin y al cabo hemos de tener en cuenta que la web y las redes sociales debemos usarlas para conseguir aumentar nuestro negocio. En realidad no se trata de hacer ‘amigos’, sino de conseguir más clientes o, por lo menos, clientes potenciales. La mayoría de los profesionales no están aprovechando este nuevo entorno: no saben como enfocar la información, que contenido ofrecer, ni en que proporción.

Es especialista, entre otras cosas, en gestión de color… ¿qué es el color?

El color es algo muy relativo… Hay una parte técnica que define con matemáticas todos los valores ‘reales’ y otra parte interpretativa que es la que nos sugiere sensaciones. Esta última es muy difícil de definir.

La gestión del color, una de las especialidades del fotógrafo Joan Boira

¿Y cómo se gestiona el color? ¿Por qué es tan importante?

Para gestionar correctamente el color tenemos que tener en cuenta las dos partes anteriores, ya que un gran fotógrafo puede tener una sensibilidad especial para tratar o interpretar los colores y las luces, pero no servirá de mucho si lo que él interpreta en pantalla no se asemeja al resultado final que obtiene en copias, álbumes, libros, etc. Para gestionarlo es importante poder predecir el comportamiento de cada aparato que forma parte de su flujo de trabajo: cámara, monitor, programas, impresora, laboratorio, etc. Para ello necesitamos unos correctos perfiles de color, que son unos archivos que contienen la información de la paleta de colores que puede captar cada dispositivo. Gracias a los perfiles podemos identificar cada color por unas coordenadas. Así un color ‘verde primavera’ tiene unos valores matemáticos exactos, y al pasar una foto a otro dispositivo podemos saber si ese color entra en la gama de colores reproducibles, o no. Una vez controlamos los colores que podemos reproducir, podemos decidir cómo trabajar para conseguir adaptar los colores no reproducibles. Así, ese fotógrafo puede usar su sensibilidad para poder sacar lo que él considera con precisión y sin sorpresas desagradables.

Usted forma parte de los Coloratti… ¿Qué son los Coloratti?

Los Coloratti somos un grupo de expertos en gestión de color, escogidos por X-Rite, el mayor fabricante de soluciones en gestión de color. Nuestra labor es acercar el mundo de la gestión de color a los fotógrafos o aficionados de la forma más cercana posible.

Por cierto… ¿cuál es su color favorito?

(Ríe) El azul.

Tiene una amplia experiencia como formador y asesor de fotógrafos. ¿Qué tipo de formación es la más demandada?

Actualmente recibo tanto peticiones de programas de tratamiento de imágenes como Photoshop, Lightroom o Cature One como fotografía de producto, retoque, formación sobre organización del archivo fotográfico, la creación de páginas web o blog, redes sociales, temas informáticos que abarcan desde cómo gestionar copias de seguridad a cómo pasarse a Mac… un poco de todo.

El retoque fotográfico, otra de las especialidades que Joan Boira ofrece como formación a los fotógrafos profesionales

Recientemente ha inaugurado su tienda online, en donde se pueden adquirir cursos y servicios relacionados con la fotografía y el retoque. ¿La formación online es el futuro de la formación o es necesario combinarla con clases presenciales?

El futuro, sin ninguna duda, es la formación online. Ya que puedes realizarla internacionalmente, desde donde quieras, a la hora que quieras e interrumpirla cuando necesites. No obstante hay que tener en cuenta dos puntos muy importantes, ya que un curso online no debe ser algo que acabe una vez hemos terminado la sesión o el vídeo del curso: El alumno debe poder repetir el curso siempre que le interese o necesite y, además,  debe poder realizar las preguntas que considere oportunas el día que quiera, aunque la fecha de adquisición del curso sea de hace meses o años. Un curso debe ser algo que una al alumno con el profesor aun cuando el curso ha terminado. Eso es difícil de ofrecer con un curso presencial, ya que las dudas suelen surgir una vez ponemos en práctica los conocimientos adquiridos.

Pregunta obligada… ¿es más de Aperture, Capture One o Lightroom? ¿O cada programa tiene una potencialidad que hay que saber aprovechar?

Es difícil de responder. Cada uno tiene sus cosas y depende de la situación que hablemos podemos inclinarnos más hacia uno u otro. Actualmente los que uso más son Photoshop, Lightroom y Capture One.

La última: ¿Qué es lo que más le aburre cuando tiene que pasarse horas delante del ordenador: ordenar, catalogar, procesar o retocar?

Sin duda ordenar. Aunque es imprescindible para un trabajo eficiente, para mí es la parte más aburrida. Catalogar fotografías es muy divertido, ya que vuelves a redescubrir las fotos que has realizado y en el procesado descubres el potencial de las fotografías escogidas. Y en el retoque las dejas perfectas … La verdad es que disfruto mucho con mi trabajo.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 21 abril, 2014

    […] este mismo blog, el fotógrafo Joan Boira comentaba que muy pocos fotógrafos están aprovechando las redes sociales. ¿Son las redes sociales y las nuevas tecnologías un elemento fundamental para el fotógrafo […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

retocador fotográfico profesional Crea ya tu cuenta y consigue tus fotos retocadas