el arte del retoque

Consejos de marketing para fotógrafos y retocadores

Si eres fotógrafo o retocador y quieres diferenciarte de la competencia es fundamental que inviertas en acciones de marketing, tanto online como offline. Indudablemente, el primer paso online es crear una página web atractiva con tu mejor trabajo. Después, debes seguir una estrategia online que responda a tus objetivos concretos.

A continuación expondremos consejos que, por nuestra experiencia, consideramos importantes.

El primero de ellos es adelantarse. Un error bastante común es esperar a desarrollar acciones de marketing cuando las cosas van mal. Entonces no dispondrás del dinero necesario para invertir. Ten en cuenta que el marketing online no ofrece resultados inmediatos, sino que lleva un poco de tiempo recoger los frutos. Por tanto, realiza las acciones cuando las cosas vayan bien y puedas disponer de recursos económicos suficientes para destinarlos a este tipo de acciones. De esta manera estarás en primera línea cuando lleguen las vacas flacas. Si estás empezando, a la hora de hacer números, calcula bien la inversión necesaria en marketing y destina una parte importante de tu presupuesto en este apartado.

A la hora de desarrollar estrategias de marketing, céntrate en:

Web

Es básico disponer de una página intuitiva, atractiva, optimizada para tablet y con un estudio de SEO realizado y aplicado. También es fundamental que puedas actualizar fácilmente el contenido tú mismo a través de un CMS (gestor de contenidos) o directamente  con tus últimos trabajos y que se puedan visualizar de manera sencilla. Una gran opción es el pase en reel horizontal, que con sólo darle a la ruedita vayan desfilando de derecha a izquierda tus mejores trabajos en cada categoría.

No quieras colocar más categorías de las que dominas. No subas fotos sin estar convencido de que las quieres enseñar. Menos es más. Eso sí, las fotos tienen que verse bien, tienen que ser grandes. Una foto grande impacta más y ya es muy habitual pantallas de más de 2000 píxeles. Así que no lo dudes: fotos grandes.

No te preocupes mucho del copyright pues poco se puede hacer. Una marca de agua buena le quitará protagonismo a la imagen. Lo que puedes hacer es subir las fotos con metadata que incluya tu copyright, pues siempre se podrá rastrear por el nombre del autor. También puedes insertar un javascript que impida que con el botón derecho se pueda descargar la imagen, pero no podrás impedir que se haga una captura de pantalla. En este mismo blog hemos comentado la posibilidad de rastrear de vez en cuando tus fotos en la red a través de Picscout, Tineye o Google Images.

 

Una buena web es fundamental para ejercer una labor de marketing adecuada

Ejemplo de página web de fotógrafo

A la hora de dotar de contenido tu web, no esperes a que te encarguen grandes proyectos. Prodúcelos y hazlos para ti. Es un error común esperar a que te contraten para engordar tu portfolio. Busca la acción contraria: tu portfolio engordará tu cuenta de clientes. Créate un buen portfolio, con fotos impactantes y de calidad. De este modo conseguirás más y mejores clientes.

Cuidado con los formularios en tu web. No suele gustar tener que rellenar muchos datos o instrucciones. Crea formularios atractivos con un diseño agradable y que facilite al cliente su uso al máximo. A la hora de poner parámetros codificables como número de fotos, plazo, tipo de fotos, presupuesto destinado, necesidad de modelos, estilista, etc, puedes utilizar pop-ups fácilmente rellenables por el cliente que te ofrecerán datos importantes para ti.

Si recibes un presupuesto por mail o a través de tu formulario web, responde lo antes posible. Y si dispones de un número de contacto, usa el teléfono. No esperes y demuestra agilidad e interés. La gente agradece la rapidez. Imagina que el interesado ha pedido tres presupuestos en diferentes webs de fotógrafos. Quien conteste primero ha ganado mucho. Y si puedes hablar con el cliente, mejor.

No cortes la relación con el diseñador de tu web. Si es posible, plantéale una plantilla wordpress con un gestor de contenidos que te permita actualizar fácilmente tus fotos. Son muchos los fotógrafos que reconocen que ya ni siquiera miran su web porque no les gusta, porque se ha quedado desfasada y ya no tienen relación con el diseñador por lo que les da pereza cambiarla. En muchas ocasiones, ni siquiera la promocionan porque incluso les da algo de vergüenza. Es un gran error. Si tu web se ha quedado desfasada, toma medidas. Y para evitar esas situaciones, es importante mantener siempre una buena relación con el diseñador o controlar tu propio gestor de contenidos. Otra opción muy recomendable es acudir a los múltiples sistemas que te permiten gestionar tus portfolios y que proporcionan magnificas plantillas para web. Nuestros preferidos son PhotoShelter y Behance, pero hay muchos más.

Utiliza el marketing online para atraer clientes

Reel horizontal

Newsletter

Envía a tus clientes y contactos que en algún momento se interesaron por tu trabajo un newsletter periódico, simple y atractivo. No tiene que ser algo muy espectacular: una sola foto vinculada al blog o el resumen de tus últimos trabajos puede ser suficiente. Lo que se trata es de recordar a antiguos contactos que sigues allí.

Existen servicios como Mailchimp , Acumbamail, Jetmails y otros que facilitan mucho la tarea de enviar tus newsletter. Básicamente, se trata de subir tus contactos y diseñar el newsletter utilizando las plantillas propuestas. Elige una cuyo diseño te parezca más acorde a tu imagen de fotógrafo o retocador y procede a realizar los envíos periódicos.

Dos apuntes importantes. El primero: Recuerda que debes cumplir con la Ley Orgánica de Protección de Datos. Si tienes dudas, puedes consultar con la Agencia Española de Protección de Datos. El segundo: Ten algo nuevo que decir. No envíes ningún newsletter sin contenido actualizado o interesante.

Blog

Crea y mantén actualizado un blog donde cuentes tus mejores experiencias, últimos trabajos y, por supuesto, donde enseñes las mejores fotos. Si lo haces atractivo y demuestras capacidad y talento para compartir consejos reforzarás tu imagen.

Si eres un especialista en alguna disciplina te será más sencillo que te encuentren en los buscadores. Sobre todo si hablas de la disciplina en tu blog. Si tu especialidad es la fotografía gastronómica, es bueno que tu blog sea un escaparate de tu experiencia. Habla de recetas, de ingredientes, comparte el trabajo de tus colegas. Comenta tus experiencias y no temas a la hora de compartir trucos o consejos profesionales, ya que de esta manera infundes confianza y demuestras conocimientos. Es una manera de decir: “yo trabajo de esta manera, ésta es mi experiencia y los resultados son éstos”. Compartir conocimientos siempre es positivo.

Puedes hablar de curiosidades, de adelantos técnicos, de trucos que utilizas o subir fotos del making off de tu último trabajo. Un blog puede ser como tú quieras, pero procura siempre aportar valor al lector. Si tu blog es interesante, tú serás interesante. Ayudará a tu reputación online y ganarás credibilidad como profesional.

Además, un buen blog es una excelente puerta de entrada a tu web. Se trata en definitiva de que a tu blog llegue mucha gente después de hacer búsquedas relacionadas con tus palabras clave: Fotografía, gastronomía, comida, etc… Muchos serán curiosos, muchos serán fotógrafos aficionados que quieren aprender más de los profesionales, y muchos serán clientes o potenciales clientes.

Importante: No abras un blog por abrirlo. Si lo abres, cuídalo. Publica entradas con cierta asiduidad y trata de que los temas sean interesantes para tu público. Responde los comentarios y genera conversación en torno a tus entradas. Salvo en caso de que se trate de un troll, responde siempre a los comentarios, aunque sean negativos. Siempre es útil conversar y se puede aprender mucho de una crítica.

Y si la gente participa en tu blog… tú también puedes participar en blogs similares. Establece contactos y genera una red de blogs amigos en los que compartir consejos, trucos o experiencias.

Blog de fotógrafo. Un blog entretenido y útil puede ser una excelente herramienta de marketing

Captura de un ejemplo de un blog de fotógrafo.

Redes Sociales

Ábrete un perfil profesional en Facebook, independientemente de si ya eres usuario a nivel personal. Cuida tu imagen en esta red social e interactúa con tus fans. Remite a tu web, a tu blog, sube fotografías de tus últimos trabajos y comparte aquel material que te parezca interesante.

Promociona con unos pocos euros tus post más interesantes con el objetivo de conseguir más visibilidad. Recuerda que sólo el 15% de tus seguidores verán tus contenidos si no gastas algo en difundirlos.

También puedes abrirte una cuenta en Twitter para subir información relativa a tus trabajos. Crea listas profesionales y establece relaciones con clientes o compañeros. Twitter puede ser muy útil para conocer las necesidades de antiguos clientes y es una forma ágil y eficaz de conectar con ellos.

Otra red social en la que debes tener presencia es LinkedIn, la red profesional por excelencia. Ten en cuenta que la mayoría de los usuarios de esta red tienen capacidad de decisión en sus empresas, y en LinkedIn es relativamente sencillo acceder a ellos. Así que si todavía no tienes perfil en LinkedIn, ábrete uno y comienza a tener actividad en esta red profesional.

Google+ es la última gran red social en llegar y la que está creciendo a mayor velocidad. No es muy intuitiva, ni muy sencilla de usar, ni muy cómoda, ni muy atractiva… pero es de Google. Parece lógico pensar que tener presencia en esta red social aumentará tu visibilidad en el buscador por antonomasia de internet.

Además, puedes tener actualizadas páginas en redes sociales-directorios basadas en la imagen y la fotografía como Litmind, Flickr, 500px, Pinterest, Tumblr… Úsalas y actualízalas con frecuencia. Lleva tiempo, pero son opciones gratuitas para dar visibilidad a tus fotos y es importante para darte a conocer.

Si no tienes tiempo para manejar tus redes sociales, puedes recurrir a un community manager que gestione tu presencia en la red. Piensa que es una inversión más, como cualquier acción promocional más.

Captura de pantalla 2013-08-16 a la(s) 12.42.34

Directorios

Date de alta en los directorios más populares. Es gratis y no tienes que actualizar la información constantemente. Dedica un par de jornadas a ello. Ayudará a que más clientes te encuentren. Existen varios directorios de pago. Aquí el consejo es que pruebes durante un tiempo y observes los resultados. Si la inversión no te resulta rentable, destina esos recursos a otras acciones.

Campañas

Puedes recurrir a campañas de Google Adwors, en donde te aseguras salir en las primeras posiciones del buscador. Pero tiene un precio, claro. Consulta con expertos en SEM cuánto te costará la campaña y qué resultados puedes obtener.

Ten en cuenta que con estos anuncios en Google, dependiendo de las palabras que actives, definirás tu público objetivo. Puedes ir ajustando esas palabras para definir cada vez mejor a tu público y lograr que tus campañas sean mucho más eficaces.

Importante: define bien la landing page a la que remite el link de Google. La landing page es la página de tu web en la que aterrizará el usuario después de hacer click en tu anuncio de Google. Esa página debe responder a las necesidades del potencial cliente. Si el anuncio habla de fotografía de producto especializado en gastronomía, en la landing page deben aparecer tus mejores fotografías de gastronomía, no una entrada de tu blog hablando de recetas ni tampoco la home si es que en la home no se ven fotos de producto. El anuncio en Google y la landing page deben ser consecuentes entre sí.

Offline

Existen muchas medidas de marketing offline que se pueden desarrollar y que comentaremos en próximas entradas, pero una muy útil y efectiva es llamar por teléfono de vez en cuando a tus clientes, tanto antiguos como posibles. Usa las redes sociales para saber si necesitan algo o si están preparando nuevos proyectos en los que puedas participar. Habla con ellos por teléfono o visítalos. Usa tus herramientas y adelántate. Llama y ofrece soluciones. La gran mayoría de los clientes esperan exactamente eso: soluciones.

Aunque parece obvio, nunca viene mal recordarlo: es fundamental ser amable. Siempre que hables con un cliente potencial, muéstrate amable y dispuesto a escuchar lo que tenga que decir. A veces te rechinará la falta de conocimientos del cliente. No importa. Para eso estás tú. Cuando pida cosas imposibles, házselo ver y propón otras opciones que le satisfagan y que sí se puedan realizar. Ofrece y pide claridad. Es muy importante conocer qué quiere el cliente con exactitud. Y es muy importante saber si el trabajo que te encarga puedes resolverlo eficazmente y si el cliente está dispuesto a pagar tu precio.

 

Todo lo expuesto lleva muchísimo tiempo y esfuerzo, pero es una manera eficaz de ganar clientes y de recoger frutos a medio y largo plazo. Tener una web atractiva, gozar de una buena reputación online, tener presencia activa en las redes sociales o estar presente en las primeras posiciones de Google no es fácil, pero es eficaz. Destina presupuesto y tiempo a desarrollar estas acciones y poco a poco comprobarás cómo aumenta tu flujo de trabajo.

2 Respuestas

  1. muy claro el articulo, de gran utilidad!!!
    gracias

  2. Fernando dice:

    Muy bueno el post, todos o casi todos los consejos que das los estamos aplicando y van dando resultados pero com bien dices… lleva mucho tiempo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

retocador fotográfico profesional Crea ya tu cuenta y consigue tus fotos retocadas