proretoque

El efecto reflejo en la foto de producto

Uno de los recursos más demandados en la disciplina del retoque fotográfico profesional es el reflejo añadido a una foto de producto. La tecnología digital permite al e-Commerce ofrecerse como la mejor salida para la estilización de los objetos destinados a la venta y la promoción. Pero no sólo a este campo fotográfico, sino que los reflejos son aplicables a todo tipo de imágenes, logos, iconos y grafismos de entornos online.

Se trata, por tanto, de una utilidad básica que consigue que las imágenes no floten sin más ni se pierdan aisladas sino que encuentren y se asocien a un punto de referencia, además de ganar en estética y acabado profesional. El reflejo puede arrojarse sobre un cristal, sobre un espejo, sobre vidrio, sobre agua, o sobre cualquier superficie reflectante. La creatividad no tiene límites pero ya sabéis que siempre hay que tender a buscar un resultado lo más natural posible.

A continuación detallaremos la sencillez de ejecución –hay muchas otros métodos para lograr el mismo resultado- de este efecto tan valioso al que se le puede acompañar de otros tantos efectos como silueteados o sombreados artificiales.

Tampoco hay que ser unos expertos en las propiedades de reflexión y refracción. Con unos pasos rápidos, el retocador añadirá a cualquier elemento el reflejo más adecuado y realista. Esta técnica soluciona el haberse evitado la gestión del reflejo en el momento del disparo durante la sesión de bodegón. Sin embargo, también os damos algunos consejos imprescindibles para incorporar el efecto a nuestras fotos antes de la postproducción.

Reflejo2

Foto: mirwav

Crear el efecto reflejo en:

SESIÓN DE DISPARO. Cualquier kit de bodegón comercializado en tiendas especializadas puede servir. Pero, como somos apañados, podemos fabricar uno casero –es la moda DIY del háztelo tú mismo, qué le vamos a hacer- con una mesa, cartulinas o telas y una lámpara flexo. Hay que utilizar un cristal bien limpio como base del objeto, siempre y cuando parte del fondo se coloque bajo él. Dicho fondo ha de ser liso y neutro, amén de contar con el efecto infinito o sin fin. ¡Acordaros de la planificación! Recomendamos también una medición preponderada al centro para conseguir el mejor equilibrio de luz, así como elegir el modo AV –o el manual si realmente os hacéis con la técnica- para preocuparse únicamente del diafragma. Lo normal es que el objeto esté enfocado en su totalidad. Por supuesto, trípode y cable disparador. Pero recordad, aun así no podréis prescindir nunca del retoque digital.

RETOQUE DIGITAL.

-Abrir la imagen en Photoshop. Podemos eliminar el fondo desbloqueando previamente la capa para añadirlo en una capa independiente y así trabajar con la imagen de producto de manera más cómoda.

-Duplicar capa. Capa>Duplicar capa o Ctrl+J.

-Aumentar el tamaño del lienzo. Imagen>Tamaño de lienzo. Duplicar el valor de Altura marcando el Ancla en la flecha superior hacia arriba.

-Mover la capa duplicada hasta el punto donde queramos que se efectúe el efecto reflejo, normalmente debajo de la imagen de la capa original.

-Voltear la capa duplicada. Edición>Transformar>Voltear vertical.

-Bajar la opacidad de la capa duplicada para conseguir un efecto de transparencia. La cantidad a disminuir es a gusto del retocador.

-Marcar degradado para simular perspectiva. Se logra al Añadir máscara de capa a la capa duplicada + aplicar Herramienta Degradado, siempre y cuando éste sea lineal y vaya del negro al blanco o viceversa. Se aplica trazando una vertical de abajo arriba o de arriba abajo en función del resultado final de dicha graduación de visibilidad que queramos obtener.

Si nos queremos ahorrar el paso de bajar la opacidad, podemos también hacer una Máscara rápida (Q) para aplicar el Degradado. Una vez decidido el mismo, salir de Máscara Rápida para ver la selección. El último paso es Selección>Invertir + Suprimir.

-Opcional: añadir Desenfoque gaussiano sobre la capa duplicada para ganar realismo, así como añadir una ligera sombra.

Reflejo

Foto: Kyle May

*Otra manera de crear el efecto reflejo sin utilizar la Herramienta Degradado:

-Seleccionar un área con herramienta Marco Rectangular sobre la capa duplicada y con los valores de Desvanecido (Suavizar los bordes de selección) entre 15 y 30 píxeles.

-Añadir máscara vectorial que automáticamente crea la simulación de degradado.

*Sin embargo, estos consejos se limitan a reflejos sencillos de objetos de líneas rectas apoyados en la misma horizontal. Más difícil se antoja cuando se trata de objetos algo más complejos con curvas y en los que se mezclan las perspectivas. Con el mismo método de antes, se debería trabajar por secciones o directamente deformando el objeto con el Filtro Licuar antes de aplicar el Degradado.

¡Retocar es poder!

Tus fotos en blanco y negro

Si en un anterior post aprendimos a cambiar o sustituir el color de las fotos a nuestro antojo, un tema obligado es adentrarse en la conversión monocromática desde el retoque digital. Aquel trabajo creativo de laboratorio, procesando películas y papeles en cuarto oscuro, pasa con otras posibilidades al espacio de trabajo informático intentando conseguir la misma imagen en blanco y negro de siempre, más atemporal que la teñida de color, más abstracta, esa que realza texturas y formas.

blancoynegro_general1

Blanco y negro (analógico). Foto: Miguel Á. Palomo

En trabajos comerciales, en el nicho creciente de la fotografía de bodas y, por supuesto, en los retratos más artísticos, el blanco y negro funciona con toda su efectividad. Muchos fotógrafos profesionales hablan de la necesidad de “ver en blanco y negro” para dominar este arte porque, en realidad, todos aquellos que suelen trabajar imágenes monocromas anticipan en su cabeza el acabado final. Si el fotógrafo proviene del mundo analógico, su ojo clínico estará más habituado, pero no es ni mucho menos una condición excluyente. Conocemos las preselecciones en cámara para disparar directamente en blanco y negro, aunque no es lo más ortodoxo ya que siempre queremos dominar todo el proceso, controlar paso a paso cada variable del cambio.

Existen muchas técnicas para pasar una imagen digital a blanco y negro. La elección dependerá de cada fotógrafo o retocador, de la exigencia del tema, de la comodidad y del tiempo con el que se cuente. En toma solemos utilizar fondos lisos y neutros, preferir vestuario poco llamativo y, sobre todo, una iluminación tan sencilla como cuidada. Pero no vamos a dar una clase de focos ni de preparación del estudio, sino a centrarnos en los métodos de conversión. Estos son sólo unos cuantos de los muchos que podrás elegir.

blancoynegro_original

Foto: Miguel Á. Palomo

MÉTODOS RÁPIDOS 

Desaturar:

Elimina información de colores aplanando el resultado.           

-Imagen>Ajustes>Desaturar (Mayúsculas+Ctrl+U).

byn_desaturar

Desaturar. Foto: Miguel Á. Palomo

Escala de grises:

Traduce sin control en una conversión suave y plana.

-Imagen>Modo>Escala de grises.

 

 

byn_escaladegrises

Escala de grises. Foto: Miguel Á. Palomo

Desde RAW:

Sin interpretar colores de cámara.

-Conseguir en cada disparo detalles en luces y en sombras.

-Desaturar en Camera Raw. Así no interpretamos colores de cámara.

-Abrir en Photoshop y ajustar contraste en el panel de Curvas.

Por capas:

-Añadir contraste con el panel de Curvas, bien manualmente asignando un tono claro y otro oscuro, bien pinchando en Automático. Lo hacemos desde capa de ajuste o directamente al seleccionar Curvas en el panel de Ajustes.

-Añadir capa de ajuste Blanco y negro, o seleccionar Blanco y negro en el panel de Ajustes. También se puede lanzar con el comando Alt+Mayúsculas+Ctrl+B pero no se crearía una capa.

Por defecto, Photoshop asigna valores de contraste para los distintos tonos (Rojos, Amarillos, Verdes…) que pueden ser modificados al gusto, incluso directamente desde la misma imagen una vez se ha clicado sobre el icono de la mano bajo el desplegable. Al abrir éste, se puede probar con otros ajustes preestablecidos. Si en Equilibrio de color cada modificación afecta al color y a su opuesto, aquí puedes modificar todos por separado. También se puede pinchar el botón Automático para no complicarse, aunque no es lo más recomendable.

-Duplicar la capa de fondo. Corregir con las herramientas Sobreexponer y Subexponer (hablamos siempre de las últimas versiones de Photoshop en las que dichas herramientas logran proteger los tonos).

byn-capas

Capas. Foto: Miguel Á. Palomo

MEZCLADOR DE CANALES:

Se manipula bastante pero es un buen método para lograr gran riqueza de grises.

-Añadir capa de ajuste Mezclador de canales. Pinchar en Monocromo para obtener tres canales en blanco y negro. Ajustar cada canal intentando preservar la luminosidad (la suma del valor de los tres canales debería rondar el 100%).

-Se puede jugar a recuperar color en las partes que se quieran pintando sobre la imagen, así como quitarle opacidad para no hacerla totalmente monocroma.

byn-mezcladorcanales

Mezclador de canales. Foto: Miguel Á. Palomo

CANALES:

Trabaja un poco como se hacía en los tiempos de los líquidos químicos y los filtros, cuando con película de blanco y negro se utilizaba un filtro de un color para aclararlo y saturar el opuesto.

-Abrir panel de Canales. Seleccionar uno a uno los tres canales (Rojo, Verde o Azul) para observar ese efecto de aclarado y oscurecido. Elegir y seleccionar el que mejor se adapte a nuestro objetivo.

-Imagen>Modo>Escala de grises.

-Corregir contraste con capa de ajuste Curvas.

byn_canales

Canales. Foto: Miguel Á. Palomo

COLOR LAB

Método muy purista que no implica pérdida de información. Como si se hiciera desde Camera Raw.

-Imagen>Modo>Color Lab.

-Abrir panel de Canales y marcar únicamente el canal de Luminosidad.

-Imagen>Modo>Escala de grises.

byn_ColorLab

Color Lab. Foto: Miguel Á. Palomo

O mejorado:

-Imagen>Modo>Color Lab.

-Abrir panel de Canales y marcar únicamente el canal de Luminosidad.

-Seleccionar la imagen (Ctrl+A) y copiarla (Ctrl+C).

-Imagen>Modo>Color RGB.

-Abrir panel de Canales y pegar la imagen copiada en cada uno de ellos.

byn_ColorLab2

Color Lab. Foto: Miguel Á. Palomo

Infrarrojos

-Disparar con trípode, enfocar en manual antes de colocar el filtro infrarrojo, seleccionar ISO baja y diafragma cerrado compensando varios pasos para exposición larga.

-Abrir en Camera Raw y bajar totalmente la Saturación para eliminar el rojo que tiñe la foto.

-Ajustar la exposición y lanzar a Photoshop.

-Añadir capa de ajuste Curvas para aumentar el contraste. Siempre tendemos a dibujar una curva en forma de S. Se puede añadir tantas capas de ajustes se quieran para destacar áreas determinadas de la imagen.